El Archivo Mundial del Ártico

La historia

El Archivo Mundial del Ártico es el resultado de una colaboración con Store Norske, empresa minera estatal noruega situada en Svalbard. Nos inspiró el trabajo realizado por la Bóveda Global de Semillas de Svalbard para proteger las semillas del mundo, y queríamos crear una bóveda de datos ultrasegura para proteger nuestra memoria digital.

Store Norske tenía los recursos y las instalaciones para ayudarnos a convertir la idea en realidad. Nos proporcionaron acceso a una antigua mina, donde se encontraba la Bóveda de Semillas cuando se inauguró en 1984.

Svalbard es una excelente ubicación por varias razones. Situada entre la parte continental de Noruega y el Polo Norte, Svalbard es un archipiélago bajo soberanía noruega. El Tratado de Svalbard de 1920 la declara como una zona desmilitarizada y sin actividad militar. El tratado está firmado por 43 países, incluidos los Estados Unidos, Rusia y China.

La protección del medio ambiente es imperativa en Svalbard, y el Archivo Mundial del Ártico cumple con todos los requisitos. El clima ártico con permafrost es perfecto para el almacenamiento a largo plazo de la película. Literalmente podemos colocar la película en el estante y dejarla allí durante cientos de años sin necesidad de electricidad u otra intervención humana.

En marzo de 2017, se inauguró oficialmente el Archivo Mundial del Ártico. Los Archivos Nacionales de Brasil y México, y los Archivos Digitales Intermunicipales de Noruega (KDRS) fueron los primeros en depositar datos en la bóveda. La apertura fue cubierta por los medios de comunicación de todo el mundo, incluidos CNN, la revista TIME, The Huffington Post, The Verge y el Foro Económico Mundial.

El Archivo Mundial del Ártico está ubicado en la mina 3 en Svalbard. La mina es propiedad del estado noruego a través de Store Norske.