La compañía

Nuestra historia

En Piql, estamos dedicados a evitar que se pierdan los datos más importantes. Desarrollamos métodos y tecnología que mantendrán la información esencial auténtica, accesible y utilizable en cualquier momento en el futuro.

Los primeros días

Desde que la compañía se inició en 2002, hemos desafiado de un modo creativo los estándares de la industria para encontrar nuevas y mejores soluciones. Nuestro primer producto, Cinevator®, imprimió películas digitales en película analógica 100 veces más rápido que sus competidores, y ha sido utilizado por estudios de cine como Warner Brothers, Walt Disney y Universal Studios.

El comienzo de data-on-film

AA través del “Dilema digital” de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (2007), nos enteramos de que Hollywood corre el riesgo de perder producciones digitales debido a la falta de tecnologías de almacenamiento a largo plazo. Como expertos en el campo, sabíamos que la película tiene propiedades únicas de longevidad y seguridad. Nos dimos cuenta de los beneficios potenciales que podrían obtener muchas industrias si lográbamos convertir una película analógica en un medio de almacenamiento digital. El concepto “data-on-film” (datos en película) fue fundado.

Investigación y desarrollo extensos

Respaldado por la Unión Europea

A través de proyectos financiados por la UE y el gobierno noruego, hemos trabajado estrechamente con socios tecnológicos líderes, instituciones de investigación y expertos en preservación. Esto incluye socios tales como el Archivo Nacional de Suecia, Fraunhofer, Image Permanence Institute, Kodak y Texas Instruments.

Enfoque global

De Noruega al mundo

Con sede en Drammen (Noruega), los servicios Piql se ofrecen en todo el mundo por medio de una extensa red de socios de confianza. Podemos proporcionar servicios en la mayor parte del mundo, y nuestro objetivo siempre es encontrar soluciones que se adapten a las necesidades únicas de cada cliente.